¿Qué es una tenida blanca?

Una pregunta que me han hecho muy frecuentemente y créanlo o no, es de lo más común que se pueden encontrar. Ya sea que son masones o no, el tema de ingresar a una logia masónica siempre tiene ese algo “especial”. El tema de las tenidas públicas o “tenida blanca”; como algunos hermanos les llaman, ha enfrentado a propios y extraños en una especie de disputa respecto de si se le debería permitir o prohibir la entrada a personas que no pertenecen a la institución. Es por eso que el día de hoy en El Blog del Masón abordaremos el tema de la famosa Tenida Blanca.

AVISO: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones. Puedes compartir con total tranquilidad.

No te vayas sin visitar los demás artículos de nuestra página. Al final de esta publicación encontrarás enlaces a publicaciones relacionadas con la masonería y mucho más.

Las reuniones masónicas tienen diferentes nombres dependiendo de diversos factores, sin embargo el término más común es el de tenida (al menos en español). Por tenida podemos comprender una reunión o asamblea de masones. Aquí van a surgir las típicas preguntas

  • ¿Por qué se reúnen los masones en secreto?
  • ¿Qué hacen los masones en sus reuniones?
  • ¿Puedo entrar a una logia sin ser masón?

Y la respuesta es bastante sencilla realmente. Hacemos masonería; ya sé que esperaban una respuesta más extensa pero esa es la más simple y comprensible de todas. Nuestras reuniones simplemente tienen como objetivo el enriquecimiento personal de los asistentes mediante diversas enseñanzas sobre el simbolismo y sus alegorías.

No es algo común ver este tipo de reuniones entre caballeros; normalmente las reuniones entre hombres no van más allá de una cerveza, una partida de cartas o un partido de fútbol. Por lo tanto, este tipo de reuniones tienen una mística especial, por así decirlo.  

Entonces ¿Por qué no puede ingresar cualquiera?

Simple, una logia masónica no sólo es el espacio que ocupamos para llevar a cabo las sesiones, es principalmente las personas que integramos ese círculo. Este grupo “selecto” de personas nos conocemos como hermanos, tanto en el sentido amplio como en el estricto de la palabra; por lo que literalmente es una reunión entre familiares, entre un núcleo cercano de individuos que a lo largo de los años ha construido una amistad, camaradería y un sentido de pertenencia de unos con otros.

Vamos, somos familia. En estos términos cobra sentido que nuestras reuniones sean privadas. También está el motivo histórico y quizás uno de los legados más palpables de nuestros primeros hermanos, el asunto de las persecuciones de parte de grupos que veían a la masonería como una amenaza.

Así, los primeros masones vieron como una necesidad, celebrar sus reuniones en la más estricta secrecía, también este es uno de los motivos por el que no podemos revelar lo que ocurre dentro de nuestras sesiones y/o el nombre de nuestros hermanos sin su autorización. Esto ya que no sabemos si podemos llegar a afectar su vida laboral, personal o familiar (eso incluye tomar fotos y subirlas a Facebook sin permiso).   

Por último tenemos un “no objetivo de la masonería”. A diferencia de otras instituciones humanas como las religiones; en la masonería no buscamos miembros en un afán de evangelizar, no nos promocionamos ni decimos que nuestra ideología es mejor que las demás.

Por lo tanto no tenemos la necesidad de tener “puertas abiertas” en nuestros templos para que cualquiera ingrese sin mayor requisito. La masonería sí es un grupo selecto (No mejor) pero sí selecto y así ha funcionado por lo menos durante 300 años de existencia institucional.  

reunión de masones

Ok, pero entonces ¿Qué es una tenida blanca?

Una tenida blanca es una reunión de masones con la presencia de personas ajenas a la institución y que tiene como objetivo compartir parte de lo que hacemos al interior de nuestros templos con el mundo exterior.

Estas sesiones si bien permiten la entrada de diversas personas, no son completamente públicas, suelen llevarse a cabo mediante invitación de alguno de los miembros de la logia, así se asegura que no entre gente indeseable. 

Las tenidas blancas son utilizadas para la realización de eventos especiales como los aniversarios de las logias. En las tenidas blancas se suele decorar el templo de una manera especial e incluso el mobiliario de la logia puede llegar a ser reemplazado por mesas contratadas en algún servicio de banquete.

Todo esto para brindar una mejor experiencia para todos los asistentes, en ellas se suelen llevar a cabo presentaciones de trabajos casi masónicos y que buscan que los asistentes se lleven a casa alguna duda o alguna enseñanza para el uso cotidiano, vamos, se trata de hacer masonería con nuestros amigos y familiares (carnales). 

Además de la lectura de trabajos, se acostumbra brindar alguna clase de entretenimiento con números musicales interpretados por miembros con dicha habilidad; o tal vez poemas a fin de amenizar la estancia en nuestros templos. Al final de las tenidas blancas se suele brindar un pequeño refrigerio para agradecer a los asistentes y para celebrar el acontecimiento que nos reunió en esa ocasión.  

Consideraciones Finales

Finalmente, las tenidas blancas no son más que una forma de establecer nexos con el mundo “exterior” y para que nuestras familias se vean involucradas con esa otra parte de nuestras vidas que es la logia, nuestros hermanos. Y para que las esposas vean que no nos hacemos tontos cada día que toca logia.

Hemos llegado al fin de este artículo, les agradecemos por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en Facebook y Twitter. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo en las redes sociales y con sus hermanos, nos ayudan mucho recomendándonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales. 

Saludos de parte del equipo de El Blog del Masón.

Maestro Masón.

2 comentarios en «¿Qué es una tenida blanca?»

Deja un comentario