MANUAL del Maestro de Ceremonias Masón

En este artículo retomamos la serie de publicaciones sobre los funcionarios y oficiales de una logia masónica. Hoy abordaremos al Maestro de Ceremonias. Vamos a analizar sus funciones y las obligaciones que debe cumplir en una logia masónica.

Así que, si en este año o el siguiente serás maestro de ceremonias en tu logia o simplemente quieres aprender más sobre él, quédate y aprende con nosotros; y si te es útil nuestro manual, te agradeceríamos que lo compartas. 

AVISO: Esta publicación está escrita por masones. Pero en este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones. Puedes compartir con total tranquilidad. Al final de esta publicación encontrarás enlaces a publicaciones relacionadas con la masonería y mucho más.

No olvides dejarnos tu opinión en los comentarios al final del artículo.

Antes de comenzar, vale la pena mencionar que el puesto de Maestro de Ceremonias no es igual en todas las jurisdicciones masónicas. Este puesto tiene sus similares en otros sistemas masónicos (como es el caso del Antiguo Gremio) en los que comparte características y funciones con los diáconos.

Así, en la publicación de hoy, vamos a analizar al Maestro de Ceremonias únicamente en el sistema masónico de corte escocés (aplicable a España y Latinoamérica).

¿Quién es el Maestro de Ceremonias en la Masonería?

El maestro de ceremonias es un oficial considerado de “segundo rango” (no por eso menos importante, no se confundan). Este oficial es el encargado de realizar operaciones rituales en una  logia simbólica.

Es importante mencionar que en la masonería, la simbología lo es todo; en este sentido, el ceremonial masónico debe representarse de manera ortodoxa y lo más fiel posible a lo contenido en el ritual masónico.

Para nosotros, los masones, entre lo ridículo y lo sublime media solo un paso. De modo que, la función de un maestro de ceremonias que sepa ejecutar correctamente el ceremonial es crucial para una logia masónica.

Funciones de un Maestro de Ceremonias en la Masonería

Los deberes del maestro de ceremonias masón son distintas entre cada jurisdicción, como mencionamos arriba. Sin embargo, es posible detectar algunas funciones generales aplicables a prácticamente cualquier sistema masónico que utilice a este funcionario para las operaciones rituales. 

En este sentido, vamos a analizar qué funciones desempeña un Maestro de Ceremonias en los rituales de corte escocés principalmente en España y Latinoamérica:

Atender el Ara

El Ara, como hemos descrito en otro artículo de El Blog del Masón, es un elemento fundamental dentro de una logia masónica. En ella se colocan las tres grandes luces de la masonería.

Se considera un lugar sagrado, en el que, los masones prestamos juramento. En este orden de ideas, el Ara debe atenderse de manera ritual; es decir, que se necesita de un protocolo para realizar las operaciones. Este protocolo es el siguiente: 

Encender las velas del Ara

Algunos autores mencionan que debe existir un orden en el encendido de las velas. A pesar de esto, los rituales masónicos consultados para este artículo omiten mencionar si existe un orden. Es por esto que recomendamos no hacer mucho énfasis en esta situación. Es importante recordar que los excesos también conducen a lo ridículo.

De cualquier manera, si se tuviera que realizar el encendido de las velas con algún método específico, lo más recomendable sería comenzar por la vela más cercana al oriente, posteriormente encender la más próxima al noroeste y finalmente la más próxima al suroeste; esto respondiendo a la ubicación del Venerable Maestro y sus Vigilantes.

Apertura del Libro de la Ley Sagrada (usualmente la biblia).

La forma de apertura dependerá primero, del libro de la ley sagrada que se utilice. Vale la pena recordar que, aunque lo más común es hacer uso de la biblia, existen logias en las que se utilizan no sólo la biblia católica-cristiana; sino que colocan otros libros sagrados como el Corán, el Talmud, la Tora y hasta la Constitución en algunos rituales laicos.

De cualquier manera, si se trata de una logia convencional en la que se usa la biblia, la apertura deberá hacerse de acuerdo al grado en el que se esté trabajando. Por ejemplo, si se trabaja en el Primer Grado, lo usual es abrir la biblia en el Salmo 133. A pesar de esto, es posible abrir la biblia en cualquier versículo que haga franca referencia al amor fraternal.

Colocación de la escuadra y el compás.

La escuadra y el compás son elementos indispensables para complementar una apertura plena de trabajos masónicos. Estos representan no sólo un símbolo para nuestra institución; sino que establecen la relación entre lo terrenal y lo sublime. Dependiendo de los autores consultados, la escuadra y el compás pueden tener distintas interpretaciones.

Sin embargo, lo más convencional es entender que ambos elementos y el orden de su colocación representan el progreso del masón desde el conflicto con sus valores más terrenales (la escuadra) en busca de un ideal más sublime (el compás).

En este sentido, la colocación de la escuadra y el compás en la masonería dependerán del grado en el que se esté trabajando.

Por ejemplo, en el primer grado se colocará primero el compás y encima de este, la escuadra; en el segundo grado se entrelazan ambos elementos y en el tercero se coloca primero la escuadra y sobre esta, el compás. 

Invocaciones

Algunas logias masónicas (la mayoría) acostumbran a que los Maestros de Ceremonias realicen invocaciones y proclamaciones en el Ara. Este tipo de expresiones suelen hacer referencia a los versículos de la biblia en los que se abrieron los trabajos. Por ejemplo, el Maestro de Ceremonias, una vez atendida el Ara en el primer grado, suele dar lectura (a veces de memoria) del Salmo 133.

Elementos opcionales.

Dependiendo de la logia y de las costumbres que esta tenga, pueden usarse otros elementos que no necesariamente tienen relación con el simbolismo masónico; de cualquier manera el uso de estos elementos no es obligatorio, aunque sí puede contribuir a crear un ambiente más “acogedor” por así decirlo. Estos elementos pueden ser: Incienso, cojines, mantelería para el ara, piso cuadriculado sólo en el área del ara y otras.

Un elemento más a tomar en consideración es la Espada flamígera. Un elemento que está presente en algunas logias masónicas, principalmente en latinoamerica (al menos en el altar). No todas las logias acostumbran colocar la espada en esa zona.

Siendo entonces, una cuestión opcional a tener en cuenta. En caso de que la logia en cuestión acostumbre tenerla sobre el altar, suele estar por debajo del cojín donde se colocan las tres grandes luces de la masonería.

Conducción de los hermanos

La función para la conducción de hermanos es una de las cuestiones que más controversia genera (como el tema de la circulación de los sacos). Dependiendo del ritual que se esté trabajando y de la logia en cuestión será necesario (o no) conducir por el templo a los hermanos.

Lo cierto, es que en caso de ser necesario, un Maestro de Ceremonias puede conducir a los hermanos colocando su brazo a disposición del hermano en cuestión o simplemente caminando frente a él permitiendo que este le siga. 

De cualquier forma, la función de conducción de hermanos suele estar limitada a los hermanos que cumplan con visitas especiales a la logia masónica. En otras palabras, si un hermano que viene de la Gran Logia o que cumple con encomiendas especiales de otra Logia Simbólica, es usual que el Maestro de Ceremonias lo conduzca de una manera especial y ceremonial.

La conducción de hermanos es un elemento simbólico pero no es crucial o indispensable en todas la logias masónicas. En resumen, no conviene ponernos exquisitos con este tipo de cuestiones, pues suelen entorpecer más que contribuir en algo a los trabajos. Las tenidas no tienen por qué ser una demostración de parafernalias excesivas o sin sentido, se trata de ser funcionales y eficientes en la ejecución del ritual.

Circulación en otros Rituales

Lo cierto es que la circulación o la forma de caminar en un templo masónico sí tiene un sentido ritualístico y debe realizarse de acuerdo a lo establecido en el ritual que se esté practicando. Por ejemplo, en los rituales latinoamericano se suele caminar siempre en el sentido de las manecillas del reloj (al menos en trabajos regulares).

Mientras que en el ritual del Antiguo Gremio (por ejemplo) se camina en forma de herradura; es decir, sin caminar entre el Venerable Maestro y el Ara, pudiendo entonces, caminar a la derecha o a la izquierda indistintamente.

Como lo ven, cada ritual tiene sus especificaciones y debe ser estudiado en su totalidad para comprender a la masonería de manera correcta. Vamos, que conviene recordar que la masonería no se inventó en nuestra logia y que nuestros usos y costumbres deben tener cierta fundamentación en los rituales antiguos para tener alguna validez.

Circulación de los Sacos

De igual manera, la circulación de los sacos de una logia masónica y el método empleado para hacerlo, dependerán de las costumbres que esta logia tenga. Algunas logias optan por circular el saco de proposiciones con el Maestro de Ceremonias, mientras que el saco de Beneficencia es circulado por el hermano hospitalario (escoltado o no por el Maestro de Ceremonias). De igual manera, hay logias que circulan ambos sacos con el Maestro de Ceremonias.

La importancia de los sacos de beneficencia y de proposiciones es crucial para una logia masónica y su funcionamiento. Estos sacos contienen información y dinero que son utilizadas para llevar a cabo las funciones de una logia masónica en toda regla.

De cualquier manera el orden para la circulación de estos sacos puede y suele variar entre logia y logia; así, que como en el caso de las velas en el Ara, todo dependerá de las costumbres, el tiempo que tenga la logia y la disponibilidad o necesidad para realizar el ceremonial.

Forma «correcta» de circular los sacos.

En todo caso, si una logia masónica utiliza un orden para la circulación de los sacos, es recomendable (mas no obligatorio) seguir un orden como este:

Venerable Maestro y los hermanos de Oriente, Primer Vigilante y hermanos de la columna del Sur, Segundo Vigilante y los hermanos de la columna del Norte, para finalizar con el hermano Guarda templo, quien sostiene el saco para que el hermano Maestro de Ceremonias deposite lo que corresponda en los sacos.

Finalmente, se procede a colocarse entre columnas para quedar a las órdenes del Venerable Maestro.

A pesar de que esta sería una forma de circular los sacos, no se trata de una cuestión vinculante u obligatoria. Vamos, que si no se circula así, no se cae el templo. Lo recomendable es solicitar la instrucción de los hermanos más experimentados para realizar este protocolo de la manera correcta o aceptada en esa logia en particular.

Significado de la Vara del Maestro de Ceremonias Masón

La vara del maestro de ceremonias en la masonería es un elemento que genera dudas, confusiones y hasta diferencia de opiniones entre los hermanos. Los hay quienes consideran que la vara es un elemento de simbología masónica indispensable para las funciones del Maestro de Ceremonias masón. 

Lo cierto es que estos hermanos, en la mayoría de los casos carecen de un fundamento basado en rituales o en documentos serios para fundamentar sus opiniones. Se trata de construcciones falaces que buscan convertir el ritual en un rebuscado cúmulo de prácticas que visualmente parecen atractivas pero que en realidad no son más que una faramalla de movimientos y actuaciones que no contribuyen a una ejecución fluida del ritual.

Entonces ¿Qué significa la vara del Maestro de Ceremonias? La respuesta es confusa y de nuevo, caemos en la pseudo interpretación de símbolos masónicos. Algunos hermanos masones, recurren a otras escuelas de pensamiento o corrientes iniciáticas diversas para fundamentar el “significado” de la vara del Maestro de Ceremonias.

Sin embargo, no existen documentos serios que fundamenten un significado metafísico, mágico como algunos se empeñan en encontrar.

La joya del Maestro de Ceremonias en la Masonería

Lo cierto, es que algunas logias optan por no usar esa vara o báculo del Maestro de Ceremonias, sino que hacen uso de una Regla de 24 pulgadas. misma que sí tiene un significado masónico rastreable y que representa las horas destinadas al trabajo, las horas destinadas al descanso y las horas destinadas a la adoración de la divinidad.

Esta joya es utilizada de la misma forma que el resto de joyas para funcionarios de una logia masónica. Se porta colgando de un collarín y constituye una pequeña representación de una regla de 24 pulgadas, usualmente en algún metal resistente en color dorado o plateado (dependiendo de la logia).

Finalmente, vale la pena mencionar que tanto la vara o el báculo del maestro de ceremonias, la regla de 24 pulgadas y otros elementos simbólicos que se pretendan utilizar en las logias deben ser usadas únicamente con una función simbólica. NO DEBEN usarse como instrumentos para golpear el suelo, dañar el mobiliario, golpear o tocar a los hermanos y demás prácticas que lejos de tener un significado ritualístico, nos conducen a los excesos y de nuevo, al ridículo. 

La preguntas cruciales son: ¿Para qué y por qué hacemos lo que hacemos? Si estas preguntas no tienen una respuesta, convincente y fundamentada, entonces estamos haciendo las cosas sin sentido.

IMPORTANTE: Cada Gran Logia tiene disposiciones específicas para llevar a cabo sus ceremonias. En este sentido, hacemos un llamado a los hermanos que gustan del exhibicionismo y de los excesos a limitarse a lo escrito en los rituales y en los manuales publicados por potencias masónicas reconocidas.

Obligaciones del Maestro de Ceremonias

Además de las funciones que desempeña un Maestro de Ceremonias en una logia masónica durante los trabajos abiertos, los Maestros de Ceremonias suelen estar encargados de otras cuestiones específicas relacionadas con su función. De nuevo, esto dependerá de la logia en cuestión, pero es muy común que los maestros de ceremonias tengan este tipo de atribuciones. Tales como:

  • Acomodar los elementos del templo (vestir y adornar el templo). Aunque algunas logias suelen dejar este trabajo a otros funcionarios e incluso a los hermanos aprendices para que se familiaricen con el acomodo de la logia.
  • Adquirir velas, inciensos y demás enseres para las ceremonias. A pesar de ser una labor llevada a cabo por el Maestro de Ceremonias, también se suele delegar la función a otros funcionarios o a una comisión en específico.
  • Organizar y limpiar las bodegas y casilleros de la logia. Se suele utilizar al Maestro de Ceremonias para organizar los casilleros de la logia. Pero se trata de una costumbre y no es aplicable en todos los casos.
  • Preparar los elementos para las ceremonias especiales. Durante las ceremonias de iniciación, aumento de salario y exaltación, se suelen utilizar enseres específicos. Para tal caso, el Maestro de Ceremonias cumple la función de adquirir y preparar dichos elementos. Aunque esta función es común del Maestro de Ceremonias, suele ser auxiliado por los hermanos expertos, diáconos y/o por una comisión de la logia designada para tal propósito.

Consideraciones Finales

Aunque cada logia masónica tiene usos y costumbres distintos, formas de aplicar el ritual diferentes y demás formas de practicar la masonería; es necesario tener un “piso firme” desde el cual partir para realizar las funciones de una logia masónica.

En este sentido, este Manual busca únicamente servir como un punto de partida y una referencia básica para la realización de los rituales masónicos. Es importante recordar que la solemnidad y el ritmo son elementos cruciales en el desarrollo de los rituales masónicos y que, sin ellos no tenemos nada. 

La masonería es un tipo de institución que se presta para los excesos y el ridículo en la ejecución de las ceremonias. Pero es justo eso, lo que debemos evitar. Si queremos una masonería más saludable y alejada de las interpretaciones personales y las modificaciones innecesaria de los rituales, debemos empezar por limitar al mínimo las pseudo interpretaciones de hermanos que pretenden introducir cuestiones ajenas a nuestra institución. 

Hemos llegado al fin de este artículo, les agradecemos por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en Facebook, InstagramTwitter y Pinterest. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma. Nos gustaría saber qué opinas de este y otros artículos en la sección de comentarios.

No olviden compartir el artículo en redes y con sus hermanos, nos ayudan mucho recomendándonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales. 

Saludos de parte del equipo de El Blog del Masón.

Maestro Masón.

Boletín Masónico GRATUITO

Mantenemos tu información privada y compartimos tus datos únicamente con los proveedores que hacen posible este servicio. Lee nuestra Política de Privacidad

Última actualización el 2021-10-16 at 21:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

2 comentarios en «MANUAL del Maestro de Ceremonias Masón»

Deja un comentario