El salmo 133 en la Masonería

Una de las publicaciones que más se nos ha solicitado en nuestro sitio web y no es ninguna casualidad. Uno de los temas más llamativos para quien ingresa a una logia masónica por primera vez, es sin duda la lectura del salmo 133 antes del inicio de los trabajos masónicos. Pero ¿es así en todos los rituales del mundo? ¿existen otros pasajes bíblicos que se lean en el primer grado? ¿qué significa el salmo 133 en la masonería? Estas y otroas dudas intentaremos resolver en el artículo de hoy.

AVISO: Esta publicación está escrita por masones. Pero en este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones. Puedes compartir con total tranquilidad. Al final de esta publicación encontrarás enlaces a publicaciones relacionadas con la masonería y mucho más.

No olvides dejarnos tu opinión en los comentarios al final del artículo.

La bienaventuranza del amor fraternal
¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!
Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras;
Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.

Copyright © 1960 by American Bible Society

El salmo 133 en la biblia

La biblia, una de las llamadas «grandes luces de la masonería». Un elemento crucial en los trabajos masónicos de corte andersoniano. Este constante elemento que hace referencia a la presencia del creador en los trabajos de toda logia masónica que trabaje bajos estándares de los landmarks fijados hace siglos por el reverendo James Anderson; contiene en sus páginas un nexo con la deidad que resulta ineludible para cualquier francmasón moderno -con algunas excepciones-.

En la estructura masónica tradicional, la presencia de la biblia en los trabajos de una logia se antoja indispensable para que estos puedan llevarse a cabo. Sin embargo, en la mayoría de las logias no es suficiente con la simple presencia de este valioso compendio de libros sagrados, sino que se requiere la lectura de un pasaje relacionado con la actividad que hacemos los francmasones en una logia.

De esta manera, resulta de vital importancia remitirnos al salmo 133. Un fragmento del libro del mismo nombre: «Salmos». El libro de los salmos es en realidad un compendio de cinco libros más pequeños. Cada uno de estos libros contiene una cantidad de «poemas» alusivos a la temática religiosa del mundo judio. Aquí vale la pena señalar que el libro de los salmos no es un documento originalmente cristiano, pues se trata del antiguo testamento y el Tanaj Judío.

Un dato interesante que vale la pena señalar respecto del salmo 133 es que forma parte del último libro de salmos. Además, en la tradición judía, es uno de los 73 salmos a los que se les atribuye como autor al Rey David, padre de Salomón, rey edificador del primer templo.

El salmo 133 en la masonería

Dentro de la tradición masónica, el salmo 133 ha sido identificado como el salmo que más se acerca a los ideales de la institución. Vale la pena recordar en este punto, que la masonería es una institución que busca -entre otras cosas- la fraternidad.

También te puede interesar  ¿Cómo iniciarse en la masoneria?

Dentro de la masonería latinoamericana, concretamente en la mexicana, es común que al inicio de los trabajos masónicos, se de lectura a este salmo en el momento de la apertura de los trabajos masónicos. Adicionalmente, vale la pena mencionar que la biblia suele ser abierta en este pasaje en concreto. Posteriormente, la operación ritualística que continúa es la tradicional relacionada con el grado de aprendiz y se procede a la lectura.

Salmo 133 explicacion masonica

Los elementos y la operatividad relacionada con el íntimo momento de leer el salmo 133 en las logias dependen de cada ritual; de esta manera, los rituales pueden contener o no la lectura de dicho salmo. Lo anterior quiere decir que, independientemente de que en nuestras logias se acostumbre a dar lectura a este salmo en el grado de aprendiz, esto no quiere decir que en todos los casos se realice o que en todos los rituales se realice en el primer grado.

Por ejemplo, en las logias de corte americano que practican el llamado: «Antiguo Gremio» la lectura del salmo 133 no se realiza en el primer grado. Adicionalmente, hay logias que practican este sistema que nisiquiera leen pasaje alguno, limitandose a abrir la bilbia en el evangelio de San Juan o directamente en cualquier apartado relativo al amor fraternal.

Finalmente, conviene mencionar que existen logias en donde la lectura de los apartados bíblicos nunca se realiza. Rituales como Droit Humain o el Rito Nacional Mexicano suelen tener divisiones de trabajo laico en donde no se encuentra una biblia en sus sesiones.

La moral relacionada con el salmo 133

Vale la pena recordar que la masonería en su definición más socorrida reza lo siguiente:

«La masonería es un peculiar sistema moral, velado con alegorías pero ilustrado por símbolos».

En este sentido, la estructura moral de la institución es una invitación constante a los miembros para que practiquen justamente los ideales de la orden. Estos ideales rondan la concepción del amor por el prójimo, especialmente del hermano. Los masones entendemos que nuestro activo más sagrado es precisamente el amor fraternal. Por esta razón, la moral que contiene el salmo 133 está ligada, como muchos aspectos de nuestra orden, al amor entre hermanos.

La lectura del salmo 133 y otros relacionados con este ideal primigenio de ayuda y colaboración mutua entre hermanos, es un recordatorio de la importancia que revisten estos aspectos para los masones. La masonería no sería la institución que conocemos si no existieran estos destellos de interacción entre miembros. Para comprender la necesidad de los elementos fraternales y morales de la masonería, vale la pena pensar en los gremios de construcción.

La masonería surge primero como una asociación de colaboración mutua entre miembros de una misma cofradía. En estos grmios de albañiles o constructores, la asistencia colectiva era elemental para la supervivencia del grupo. En una época en la que no existían los servicios de salud públicos o la asistencia social, las logias fungían como sindicatos que además de apoyar a sus miembros, se hacían cargo de sus familias.

También te puede interesar  Solsticios y Cenas Solsticiales en la Masonería

Finalmente, conviene recordar que las asociaciones masonicas no son las únicas que reunen elementos fraternales relacionados con la colaboración mútua. Instituciones como los scouts o el club de leones, parten de bases fraternas y de colaboración entre sus miembros de manera similar a lo que pasa en las logias masónicas.

¿Qué es el amor fraternal?

El amor fraternal es uno de los principales elementos presentes no sólo en el salmo 133, sino en buena parte de las lecciones morales de nuestra orden. En este sentido, conviene comprender y recordar que el amor fraternal es algo más que un sentimiento.

Para los masones del mundo, el amor que se puede sentir por un hermano trasciende los elementos lógicos o coherentes de la cosntrucción de relaciones sociales. Por ejemplo, pensemos en dos personas: una de ellas es un restaurantero de éxito en la zona metropolitana de monterrey. El otro, un modesto profesor de preparatoria en la misma ciudad.

En el imaginario colectivo, pensaríamos que no habría manera orgánica en que ambas personas compartieran una amistad entrañable salvo que tuvieran un pasado en común. Bien, en la masonería esto pasa, miembros de todas las clases sociales y con distintas ocupaciones, comparten una íntima relación gracias a nuestra orden. Siguiendo con el mismo ejemplo, estos dos individuos, además de compartir un nexo por pertenencia a la orden, han desarrollado una amistad que trasciende cualquier convención social. Así, han aprendido a estimarse, quererse, apoyarse y amarse como hermanos.

La francmasonería da la posibilidad para que personas de todas partes del mundo construyan una relación que trascienda fronteras y barreras sociales. De esta manera, los masones hemos descubierto que el amor fraternal no tiene límites y que, por su parte, la fraternidad nunca termina.

Salmo 133 significado esoterico

Para comprender el significado «oculto» del salmo 133, es importante apreciar y desmenuzar todas sus partes. Hagámoslo por estrofas del llamado «cántico gradual de David»:

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!

Esta primer estrofa es la escencia de todo el cántico, pues enaltece no sólo al amor como el elemento central de toda la canción. La denominación «hermanos» hace referencia, además, a un elemento fraterno-filial que no se limita únicamente a la consanguineidad. Así, vivir juntos y en armonía no sólo hace referencia a personas con la misma sangre, sino a todo el género humano y en particular, a quienes son afines.

Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón,

El óleo o aceite es un elemento de unción o de santificación que ha sido utilizado por diferentes culturas y asociaciones tanto espirituales como religiosas. El aceite vertido sobre la cabeza era una práctica común en el mundo judío y tiene relación justamente con el acto de purificación del cuerpo através del líquido vertido. La barba de Aarón hace referencia al primer Sumo Sacerdote del pueblo de Israel, el famoso hermano de moisés, Aarón. Vale la pena mencionar que el nombre Aarón, significa: «Excelso o Maestro».

Y baja hasta el borde de sus vestiduras;

Respecto de las vestiduras, el salmo 133 hace referencia a los ropajes con que un Sumo sacerdote viste. Para quienes pertenecen al grado del Real Arco, será bastante fácil identificar los elementos como los ropajes morados, blancos, azules y escarlatas, así como el famoso peto del alto sacerdocio.

También te puede interesar  Mi experiencia dentro de la Masonería

Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion;

El rocío que desciende sobre los montes de Sion es una clara referencia a la belleza natural de la región y al paisaje que se apodera de la historia vívida descrita en el cántico de David. Una de las referencias es al monte Hermón, en donde según la tradición bíblica, es donde Jesús les reveló a sus discípulos el propósito de fundar su Iglesia.

Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.

Este es el remate del salmo y es justamente la parte más bella, pues es una clara referencia a la bendición que trae consigo Dios para su pueblo. Pues será ahí a donde vierta su gloria, sobre la sagrada Sion.

En resumen, los contenidos ocultos que nos brinda el salmo 133 están relacionados con un alto sentido de la fraternidad. Un contenido que nos recuerda los tiempos en los que hombres iniciados compartían más que una simple afinidad. Los hermanos, cualquiera que sea el origen que dote a estos de tal investidura, deben amarse y respaldarse. Vivir juntos y en armonía, debería ser la más noble aspiración de todo francmasón.

El salmo 133 en diferentes rituales masónicos

El salmo 133 en la masonería se presenta no sólo en el grado de aprendiz durante la apertura de los trabajos. Además, es posible hallarlo durante la ceremonia de iniciación en los rituales americanos (Antiguo Gremio). También existe referencia dentro de los rituales del Rito Francés pero no durante la apertura sino en el conferimiento y en el memento del grado.

Consideraciones Finales

Queda claro que el salmo 133 tiene una íntima relación con la institución masónica. Si bien es cierto que cuando estos pasajes bíblicos fueron pensados, no se hicieron pensando en la francmasonería; también es verdad que la masonería contemporánea no sería lo mismo sin el sentido fraternal del que le dotan estos elementos. La biblia, la escuadra y el compás no son objetos colocados como una ocurrencia en el centro de nuestros templos.

Estos elementos son constantes recordatorios de que la francmasonería no es un simple club social de reunión semanal. Las logias masónicas de todo el mundo reunen a miembros con un alto sentido de pertenencia y espiritualidad. Los nuestros, idealmente, deberían ser espacios para el crecimiento personal y espiritual. Esperamos que esta plancha sobre el salmo 133 haya resuelto sus dudas.

Hemos llegado al fin de este artículo, les agradecemos por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en Facebook, InstagramTwitter y Pinterest. Además, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad en el Grupo Oficial de Facebook de El Blog del Masón. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma. Nos gustaría saber qué opinas de este y otros artículos en la sección de comentarios.

No olviden compartir el artículo en redes y con sus hermanos, nos ayudan mucho recomendándonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales.

Saludos de parte del equipo de El Blog del Masón.

Maestro Masón.

10 comentarios en «El salmo 133 en la Masonería»

  1. Excelente trazado que nos hace no solo entender sino tambien comprender el significado de Salmo 133. Tambien queda demostrado, una vez mas, que la masoneria se nutre de mucha infuencia Judia.

    Responder
    • Su uso es optativo para los Maestros Masones, pues no tiene un significado dentro del primer grado. Pero siguiendo esa misma lógica, tampoco lo tendrían los mandiles de Maestro ni las bandas. Se trata de un uso extendido pero innecesario, bien podríamos catalogarlo como un tema de ego o de hacer parecer más vistoso. Saludos

      Responder
  2. Muy interesante la descripción del Salmo 133 en la masonería, y su explicación de acuerdo a la definición masónica (La masonería es un peculiar sistema moral, velado con alegorías pero ilustrado por símbolos).

    Responder

Deja un comentario