¿Cómo es la iniciación masónica?

Una pregunta recurrente que circula en nuestros medios de contacto y que despierta mucha intriga entre los interesados por la masonería. ¿Cómo es la iniciación masónica? Así pues, vamos a intentar aclarar algunas dudas para las personas que están interesadas en comenzar este camino formativo y de introspección.

AVISO: Esta publicación está escrita por masones. Pero en este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones. Puedes compartir con total tranquilidad. Al final de esta publicación encontrarás enlaces a publicaciones relacionadas con la masonería y mucho más.

No olvides dejarnos tu opinión en los comentarios al final del artículo.

¿Qué es la iniciación masónica?

Antes de hablar sobre la iniciación masónica, debemos entender algunos aspectos generales. Nuestra institución, como cualquier otra agrupación humana, tiene procesos y protocolos que se deben seguir al pie de la letra antes de admitir a una persona nueva. En este sentido, la orden masónica ha perfeccionado, a lo largo de los siglos, un sistema de selección de miembros para que ingresen personas adecuadas. Sin embargo, estos procesos a veces fallan, y no todos los que ingresan a nuestras filas son personas para las que esté diseñada nuestra organización.

Por otro lado, los procesos de selección como las entrevistas a candidatos, las charlas y conferencias para dar a conocer la orden o las obras de caridad, no son parte de la iniciación masónica y no deben confundirse con ella. Muchas veces leemos mensajes de personas que juran haber sido iniciados por el hermano tal o cual. Otros tantos mencionan que fueron hechos masones «a la vista» una cuestión que es por lo menos criticable.

Lo cierto, es que la masonería regular de todo el mundo, sólo admite a nuevos miembros a través del proceso conocido como iniciación masónica. Se trata de una ceremonia estructurada en pasos y que está pensada para funcionar como una introducción al mundo del simbolismo y la interpretación de alegorías masónicas.

¿Por qué los masones pasamos por este proceso?

Los masones pasamos por estas ceremonias a manera de estadios; cada uno de estos son escalones de una larga y compleja escalera que finalmente lleva a poseer todo el conocimiento simbólico e iniciático de cada rito. A estos estadios los conocemos como «grados». En este sentido, cada grado posee un conocimiento diferente pero interconectado con los demás. En ocasiones, los grados, aunque suelen ser seriados, llegan a tener saltos temporales.

La característica de los grados masónicos es que poseen un mito o leyenda fundacional que le da sentido o que sirve de vehículo para explicarlo. Esta leyenda fundacional suele ser exagerada o poco precisa en cuanto a su validez histórica. Sin embargo, el objetivo de la masonería no es enseñar historia con precisión. Por el contrario, la masonería utiliza leyendas y alegorías para explicar al iniciado contenidos simbólicos que le sirvan para su vida en sociedad.

En otras palabras, tanto la ceremonia de iniciación, como otras ceremonias que se viven a lo largo de la carrera masónica, son eso, leyendas. Por otra parte, cada grado tiene la particularidad de poseer medios de reconocimiento para que los poseedores de cada grado puedan identificarse entre sí.

Entonces, la razón para pasar por el proceso de una ceremonia, como la iniciación, es justamente conocer un fragmento de una historia o mito fundacional. En consecuencia, masones de todo el mundo conocen estos fragmentos y comparten aspectos en común. Aunque claro, existen sus variantes dependiendo del sistema masónico que se trabaje en cada lugar del mundo.

La iniciación masónica en diferentes ritos

La masonería no sólo se estructura en grados, también se clasifica en ritos. Estos a su vez, poseen sistemas rituales que funcionan como vehículo para contar la historia que el rito tiene para ofrecer. Por ejemplo, uno de los ritos masónicos más trabajados del mundo es el llamado: «Rito Escocés Antiguo y Aceptado«.

Originalmente, este rito estaba pensado para ser trabajado por masones que ya poseyeran el grado de Maestro Masón, por lo que su gobierno sólo funcionaba para los grados 4 al 33. Sin embargo, en algún punto del siglo XIX, masones europeos estimaron necesario crear una versión armónica de los tres primeros grados para que existiera concordancia con el resto del sistema. Así, nacieron los grados simbólicos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

En este sistema masónico, la iniciación es peculiar e inconfundible; pues tiene elementos como la cámara de reflexiones, los viajes simbólicos y un emotivo momento de reflexión al final de la ceremonia. Esta es una de las formas de trabajar masonería más difundida en Europa y que, en Latinoamérica se ha adaptado hasta conseguir una variante casi idéntica.

A pesar de que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado es un sistema muy difundido, no es el único. La iniciación masónica también se puede ofrecer en el Ritual de emulación o en el Antiguo Gremio o sistema Preston-Webb. Además existen rituales menos practicados como el Rito Francés, el Régimen Escocés Rectificado, entre otros.

Los charlatanes en las iniciaciones masónicas

En todo el mundo existen charlatanes; personajes que se aprovechan del interés o la necesidad de las personas. Lamentablemente, en la masonería también padecemos la presencia de esta gente. Nos llegan mensajes con bastante frecuencia preguntándonos si lo que vivieron fue una iniciación masónica o no. Lo cierto, es que ante la duda, lo más probable es que no haya sido una iniciación masónica en toda regla.

La manera más fácil para evitar ser víctima de estos charlatanes es pedir información relacionada con la regularidad de su Gran Logia. También se puede consultar la afiliación de la logia a la que se busca ingresar en internet y corroborar que esta exista en los registros de la Gran Logia a la que dicen pertenecer. Por ejemplo, la logia Axixic No. 31 pertenece a la York Grand Lodge of México; una de las Grandes Logias con regularidad de origen y reconocimiento por parte de la United Grand Lodge of England. Esta es la gran logia con más reconocimiento a nivel mundial y esto se puede corroborar en su sitio web Foreign Grand Lodges.

De cualquier manera, la recomendación sigue siendo la misma. Ante la duda en los procedimientos utilizados para la iniciación masónica, lo mejor es consultarlo con otros masones y contrastarlo con internet.

¿Cómo es una iniciación masónica?

Esta quizá sea la duda más frecuente dentro de nuestra organización. Y es que la intriga que la masonería despierta por el secreto que reviste es embriagante. En internet se pueden encontrar algunos fragmentos y variantes sobre la ceremonia de iniciación masónica. Sin embargo, como lo decíamos más arriba, cada sistema masónico es diferente y quizá lo que se pueda estar leyendo no corresponda directamente con una ceremonia de iniciación en el territorio en el que se vive.

De cualquier manera una iniciación masónica tiene algunos elementos particulares. Se trata de una sesión de unas 2 a 3 horas de duración. En esta sesión, hermanos masones de la logia a la que pidió ingreso, realizarán una especie de representación más o menos dramática que tiene como objeto colocar al candidato en una predisposición.

Cada ceremonia es diferente pero se pueden esperar aspectos comunes. Lo primero es que se le pedirá al candidato acudir en un día y una hora específicos con una vestimenta adecuada y formal. Después de algunos momentos en los que se pueden realizar pasos administrativos, la ceremonia comienza. La ceremonia está envuelta por una mística especial que conduce al candidato a través de alegorías, leyendas y hasta momentos de introspección que más adelante son explicados.

Después de todo este proceso, el candidato es informado sobre algunos aspectos de reconocimiento entre los masones y es investido con el grado que ahora posee, el grado de aprendiz masón. Al finalizar la ceremonia, se le suele proporcionar la indumentaria propia del masón, el mandil de aprendiz; en algunas logias, también se acostumbra dotar al candidato de un volumen de la ley, un ritual impreso o algún documento para comenzar con su instrucción masónica.

Los excesos en las iniciaciones masónicas

Aunque las iniciaciones masónicas son representaciones histriónicas, esto no quiere decir que se deba caer en excesos. Masones de todo el mundo confunden el fin de la iniciación masónica con una novatada. La iniciación debe tener un carácter solemne y no tiene como objetivo entretener a los asistentes.

También se tiene la percepción errónea entre algunos masones de que se trata de una serie de «pruebas». Contrario a esta idea, el candidato no está siendo probado, pues esto ya pasó en el proceso de selección y entrevista de candidatos. Si la logia tiene dudas sobre esta persona, difícilmente se podrán aclarar en un momento de tensión como la iniciación masónica.

La idea que persigue esta ceremonia es provocar en el candidato un interés legítimo por el conocimiento y despertar en él la introspección más sublime. Esto no se va a alcanzar con golpes, preguntas violentas, sonidos fuertes o sustos. Ese tipo de ceremonias se deben desterrar de toda la masonería, pues la nuestra es una organización de caballeros, no de barbajanes que se divierten con la preocupación de una persona que voluntariamente se colocó en manos de desconocidos.

Mitos y leyendas sobre la iniciación masónica

Hay muchas historias en torno a la iniciación masónica. Algunas de estas leyendas han sido inspiradas por la cultura popular, las series de televisión, las películas y los libros. En este sentido, no hay que creer todo lo que uno ve en el cine o en el internet.

Las ceremonias de iniciación, nada tienen que ver con rituales satánicos o cuestiones por el estilo. Se trata de un antiguo ceremonial que se ha venido realizando a lo largo de la historia por más de 300 años de historia organizada y cerca de 500 rastreables.

Personajes históricos y presidentes masones han vivido esta emotiva ceremonia; que lejos de representar miedo, se convierte en una experiencia única que vale la pena ser vivida y disfrutada al máximo.

Y claro, si no quieres esperar y estás intrigado. Te dejamos un fragmento de una película llamada «From Hell». No se revela ningún secreto y está bastante bien cuidada la vestimenta. Aunque claro, con sus particularidades.

From Hell (2001) – The Freemasons scene | Initiation scene | Johnny Depp | Katrin Cartlidge

Consideraciones Finales

Si llegaste hasta aquí y buscas conocer la ceremonia antes de vivirla, te recomendamos que no lo hagas, pues la masonería es una institución eminentemente presencial. Esto quiere decir, que si no se vive en persona, no se vive en lo absoluto.

Nuestra recomendación es que no busques mucha información al respecto si no eres masón aún y si ya lo eres y estás buscando cómo realizar tu trabajo sobre las impresiones de tu iniciación, te recomendamos que visites nuestro artículo: Los Viajes del Aprendiz Masón – Análisis.

Hemos llegado al fin de este artículo, les agradecemos por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en Facebook, InstagramTwitter y Pinterest. Además, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad en el Grupo Oficial de Facebook de El Blog del Masón. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma. Nos gustaría saber qué opinas de este y otros artículos en la sección de comentarios.

No olviden compartir el artículo en redes y con sus hermanos, nos ayudan mucho recomendándonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales.

Saludos de parte del equipo de El Blog del Masón.

Maestro Masón.

Boletín Masónico GRATUITO

Mantenemos tu información privada y compartimos tus datos únicamente con los proveedores que hacen posible este servicio. Lee nuestra Política de Privacidad

Última actualización el 2021-10-16 at 22:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

2 comentarios en «¿Cómo es la iniciación masónica?»

Deja un comentario